Diez años de Xiaomi: las historias más emotivas del CEO y fundador de la marca, Lei Jun.

Faraday

Miembro nuevo
9
0
0
Fa
22 Jul 2020
Xiaomi cumple diez años en el mercado tecnológico empujando una filosofía simple y que ha logrado, con el tiempo transcurrido, posicionarse en la mente del consumidor bajo la fórmula “calidad/precio”. NIUSGEEK tuvo acceso al discurso del CEO Lei Jun y estas son las historias más destacadas de su emotivo discurso.



Xiaomi es de esas marcas que, con el tiempo, ha sabido llegar a mercados nuevos. Por años, muchas personas en redes preguntaban sobre la llegada de la marca, o si en verdad ofrecían bondades que superaban el precio de etiqueta. Tras su llegada a Perú y casi toda Latinoamérica, Xiaomi se está convirtiendo en una de las marcas más populares del mercado tecnológico, pese a no ser la de mayor número de ventas o la que más ingresos genere como compañía. Ya han pasado diez años de este camino, y el CEO de la firma, Lei Jun, ha compartido partes de esa historia en un emotivo discurso que nos tomamos la libertad de replicar.

Los “Cuatro Dragones” y el sueño
Lei Jun recuerda el panorama inicial del mercado móvil: “Tenía tres categorías principales de actores: la primera, marcas mundiales, incluidas Samsung, Nokia y Motorola; el segundo, los ‘Cuatro Dragones’ domésticos: ZTE, Huawei, Coolpad y Lenovo; luego los últimos fabricantes imitadores que también ocupaban una cuota de mercado considerable. Si bien los teléfonos fabricados en el país quedaron muy por detrás de la calidad, los gigantes mundiales dominaron el mercado chino con productos a precios exorbitantes”.

Esa perspectiva generó que Lei Jun pensara en una alternativa que redujera costos y que fuera atractiva para todos los usuarios: “Como fanático de los teléfonos inteligentes y emprendedor, no estaba convencido. Aunque nunca he dado un solo paso en la industria de la telefonía, nuestro sueño era y ha sido, fabricar los mejores teléfonos del mundo a la mitad de precio para que todos puedan pagarlos”.

La caza de talentos


La base diseñada por Lei Jun para su proyecto corporativo se diseñó sobre tres columnas: el software, el hardware y los servicios de internet. Para moverse más rápido en ese rumbo, el atajo necesario era, sin duda, la caza de talentos desde otras firmas.

“Pensé mucho en esto y salí con un ‘atajo’: en la industria en ese entonces, Motorola tenía el mejor negocio de hardware, Microsoft el mejor software y Google los mejores servicios de Internet. Asumiendo que pudiésemos reunir los mejores talentos de estas tres empresas, entonces este modelo de negocio de "triatlón" probablemente tome forma”.

Dibujando estas tres bases sobre una servilleta, logra convencer a Lin Bin, cofundador y presidente de Xiaomi y quien se desempeñaba entonces como VP en el Instituto chino de Ingeniería de Google. El candidato 11 fue decisivo: el ingeniero Hong Feng.

Me envió tres preguntas en cascada al comenzar nuestra conversación.

La primera pregunta, ¿Has fabricado teléfonos inteligentes antes? "Nunca."

La segunda: ¿Conoces a Wang Jianzhou, (entonces) presidente de China Mobile? "No, no quiero."

La tercera, ¿Conoces a Terry Gou? "¿Terry Gou? Lo conozco, no estoy seguro de que pueda decir lo mismo de mí."

Luego concluyó diciendo: “No lo veo muy sólido… pero vale la pena intentarlo”.

La búsqueda de talentos debe estar llena de la máxima sinceridad y entusiasmo. Si tres visitas a un talento no son lo suficientemente convincentes, conviértelas en 30. Siempre que se tome la determinación suficiente y se tome mucho tiempo, tendrás un gran equipo.


Debido a la experiencia concentrada en el software, el equipo decidió arrancar con MIUI, la popular capa de personalización firmada por Xiaomi. El nacimiento de esta interfaz se dio casi como todas: una ROM recomendada por usuarios.

No hicimos ninguna promoción, 100 usuarios durante la primera semana, duplicamos a 200 en la segunda semana, duplicamos a 400 en la tercera y volvimos a duplicar a 800 en la tercera. Pero en realidad, MIUI llamó la atención por primera vez el 20 de septiembre, cuando en XDA, el foro de desarrolladores con sede en EE. UU., un usuario recomendó MIUI con el mayor entusiasmo. “It´s insane”, escribió.

Con el tiempo, la interfaz comenzó a ganar adeptos en todo el mundo y sirvió como mecanismo de alimentación para nuevas funciones y disponibilidad global:

Desde entonces, MIUI se ha puesto de moda en el círculo de los expertos en tecnología en todo el mundo. Como seguimiento, los usuarios comenzaron a construir voluntariamente versiones locales de Mi Community en todos los países y regiones, donde se desarrollaron versiones de MIUI en diferentes idiomas y se hicieron esfuerzos para adaptar este sistema a diferentes modelos. Se formó una campaña global generalizada, con las semillas de la globalización de Xiaomi sembradas. Este fue el origen de nuestra cultura Mi Fan.

El nacimiento de los teléfonos de 1999 Yuanes
Pese a sus intentos iniciales, Lei Jun no pudo desarrollar su primera propuesta comercial con éxito: vender el primer teléfono bajo los 1500 RMB – renminbi es el otro nombre con el que se conoce al yuan -, debido a que el costo de producción de los primeros equipos llegaba a 2000.

Si seguimos poniéndole un precio de 1.499 yuanes, saldría a la luz una pérdida estimada de 200 millones de yuanes. ¿Qué debemos hacer? Fui a discutir con los accionistas, tratando de calmar mi ansiedad, "Para un forastero como tú, este es el precio de un boleto de entrada para entrar al patio de recreo".

Este boleto de entrada era demasiado caro y el insomnio me venció durante varias noches consecutivas. ¿Podríamos intentar subir el precio minorista a 1.999 RMB? Ninguno de nosotros tenía la respuesta. Con los teléfonos inteligentes de fabricación nacional con un precio promedio de 700 RMB, ¿nuestro precio inicial de 1,999 RMB fallaría a lo grande?

Luego adoptamos un enfoque de laissez-faire – “dejen hacer dejen pensar” en francés -. Nunca sabríamos la respuesta sin al menos intentarlo.


La primera “larga fila”


A las dos de la tarde del 16 de agosto de 2011, Xiaomi hizo su primer gran evento de lanzamiento para anunciar su teléfono de 1999 RMB, el Mi 1. Lei Jun recuerda así el momento:

Cuando llegué al lugar, había una gran multitud, tan grande que ni siquiera podía abrirme paso. Los Mi Fans en ese entonces eran súper apasionados. Terminé llamando a cuatro colegas para pedir ayuda, y me ayudaron a entrar a empellones.

Solo estaba sentado cinco minutos antes de que comenzara el evento cuando el Sr. Li Wanqiang corrió hacia mí diciendo: "La multitud es cada vez más grande cada minuto. Estoy preocupado por el peor de los escenarios – en temas de seguridad -. ¿empezamos ahora? " Ese fue el primer evento de lanzamiento de Xiaomi, y también el único en la historia que comenzó 5 minutos antes de lo programado.

Estaba un poco nervioso al hacer la presentación en el escenario. Entonces anuncié este precio 1.999, con nerviosismo. El público estalló en una marea de aplausos de medio minuto con festividad. Mis nervios se calmaron. "Parece que lo logramos".


Después del lanzamiento, se hicieron 300,000 pedidos anticipados en línea para el primer lote del Mi 1.

El proyecto “Redmi”


Una de las submarcas registradas por Xiaomi con mayor éxito en el mundo es “Redmi”. Esta saga tuvo un punto de partida en 2012 bajo el nombre “Hongmi”. De hecho, la primera línea Redmi anunciada fue la segunda en desarrollo, debido a que Lei Jun no estaba contento con el resultado. Esa decisión esfumó un presupuesto de 40 millones de yuanes. El 31 de julio de 2012, Redmi fue oficialmente anunciada.

Pedimos prestada una sala de reuniones en el edificio de oficinas de Kingsoft. No se hizo ningún diseño de interiores a excepción de un solo tablero de fondo. Este fue el evento de lanzamiento más frugal en la historia de Xiaomi. Pero trajo un impulso considerable que sacudió a toda la industria tanto que el precio de las acciones de Kingsoft incluso subió al día siguiente.

La popularidad que rodeó al Redmi de primera generación fue mucho mayor de lo esperado, fue fenomenal haber vendido 44,6 millones de unidades en total. Este número, en 2013, ayudó a impulsar el crecimiento de la cadena de suministro nacional. Algunas grandes empresas de cadenas que vemos hoy obtuvieron su primer “balde de oro” al fabricar o suministrar a Redmi.


Xiaomi como pieza de museo
Cuando se lanzó la serie premium Mi MIX el 25 de octubre de 2016, Xiaomi decidió llevar más allá el concepto de un smartphone de gran pantalla y exponerlo como obra de arte

“Mi MIX, como líder en diseño, marca tendencias para los futuros teléfonos inteligentes", comentó el curador del Museo Nacional de Diseño de Finlandia. Xiaomi encabezó la era de visualización de pantalla completa en la que nos encontramos. El lanzamiento de Mi MIX también marcó un preludio para que Xiaomi cambiara el rumbo.

Sin embargo, el camino del Mi MIX comenzó dos años antes:

MIX se originó a partir de algunas ideas de nuestros ingenieros a principios de 2014. ¿Cómo sería el futuro teléfono inteligente? Después de las discusiones, se llegó a la conclusión de colocar una pantalla completa en la parte frontal del teléfono. La idea de hacer un teléfono inteligente con pantalla completa fue innovadora en ese momento. Recurrieron a mí en busca de insumos e inicié este proyecto de inmediato. "Fue una idea maravillosa. No deberíamos preocuparnos por su viabilidad de producción en masa o nuestra inversión en tiempo y dinero; tendremos que trabajar en ello hasta que finalmente presentemos este dispositivo".

El 5% de ganancia por año


Una de las decisiones más radicales de la compañía fue el anuncio hecho por la firma en 2018: La ganancia neta de la división de hardware no debe exceder el 5% por año. Lei Jun recuerda la decisión y el nuncio de esta medida:

Antes de la OPI de Xiaomi, el 25 de abril de 2018, realizamos un evento de lanzamiento en mi alma mater, la Universidad de Wuhan. Anunciamos una decisión aprobada por la Junta Directiva, una promesa a nuestros usuarios de que nuestro negocio de hardware tendrá un margen de beneficio neto general después de impuestos que nunca superará el 5%. Si el margen cruza el 5%, encontraremos la manera de devolver el exceso por encima del 5% a nuestros usuarios.

Se organizaron muchas conferencias telefónicas urgentes, en las que, en varias ocasiones, las conversaciones llegaron a un callejón sin salida. Les dije: "Las buenas empresas ganan dinero y las grandes empresas se ganan el corazón de los usuarios. Si están de acuerdo, lo que tienen en su cartera será una gran empresa".

Después de decir esto, todos los interesados estuvieron de acuerdo. Se alcanzó un acuerdo unánime. Después de que se anunció esta decisión, mis redes sociales estaban llenas de esta noticia. Recibimos tantos elogios, junto con sarcasmo y cuestionamientos. Ninguno de estos importaría entonces.


 
Arriba Pie